Hemos trabajado mano a mano con los profesores gambianos

August 12, 2018

 

Me llamo Ángel y formó parte de Playing desde 2017. He estudiado Relaciones Internacionales y desde mi perspectiva creo en la capacidad que tenemos las personas de construir un mundo mejor y más justo gracias a la cooperación y el trabajo mano a mano.

 

Esta es quizás la principal razón por la que me interesa el mundo de la cooperación y el desarrollo humano y creo en Playing como el mejor ejemplo de ello. Nuestra organización, joven y falta de experiencia, ha conseguido atraer el interés de una comunidad con una necesidad tan básica como la de educar y formar los niños que mañana formarán parte de la sociedad de este país que es Gambia. Este último punto creo que ha sido la clave y el pilar sobre el que se ha sustentado nuestro objetivo. Sin el apoyo y la implicación de la comunidad es imposible tener éxito, seríamos solo una entidad de la caridad más.

 

Cómo miembro y coordinador del equipo de Summer School, una iniciativa para entrar en contacto con los beneficiarios de nuestro proyecto (noventa niños que serán escolarizados en el curso 2018/2019 en la Basori Playing School), he podido ser testigo de este apoyo. Desde el principio tanto las figuras relevantes de la comunidad como las madres y profesores de Basori han contado con nosotros, nos han dado su ayuda y se han implicado en esta iniciativa.

 

El ejemplo más claro de ello ha sido la cesión de una Madrasa (escuela islámica), que está cerrada en verano, para poder desarrollar nuestras actividades con los niños. Sin estas instalaciones nuestra labor habría sido casi imposible ya que tratamos de realizar una suerte de Programa de Iniciación Escolar (PIE) durante la temporada de lluvias en una región tropical. Traten de imaginar cómo sería sin un techo e instalaciones escolares. ¡Todo gracias al compromiso del pueblo de Basori!

 

El primer día de actividades pudimos ser testigos de lo lejos que estamos de comprendernos en un mundo globalizado. Tan conectados y, sin embargo, tan extraños. Durante la primera semana hemos trabajado muy duro mano a mano con los profesores para acercarnos entre todos. Lo más bonito ha sido ver una evolución tan repentina, todos somos humanos cuando sonreímos. Me gustaría poder enseñarle a todo el mundo lo que hacemos aquí, jugamos y aprendemos todos juntos, todos de todos.

 

No es nada fácil hacer todo lo que hacemos. Veo a mis veinte compañeros luchar contra la lluvia y los imprevistos, contra los problemas y las adversidades y nadie pierde la sonrisa. Hemos desarrollado todo desde cero. Vinimos con una idea y mucha ilusión y hoy estamos aquí: con un terreno cedido por el pueblo, 6 candidatos a profesores, 20 voluntarios, una escuela en construcción y 90 niños esperando empezar las clases en septiembre.

 

Quizás sea porque formo parte de todo esto, pero es impresionante la fuerza que puede tener una idea y mucha ilusión. Se puede cambiar el mundo.

 

Ángel Álvarez de Lara, voluntario de Playing Spain.

 

Esta crónica ha sido escrita por un voluntario de Playing que necesita seguir recibiendo financiación para desarrollar el proyecto educativo en Gambia. ¡Por ello te presentamos Teaming! Se trata de colaborar con Playing Spain donando 1 euro al mes.

Gracias a Teaming, herramienta online que basada en microdonaciones, todo es más fácil. Además, ¡lo recaudado en esta plataforma va íntegro al proyecto educativo de Basori! Teaming entiende que, con 1 euro al mes, una persona no puede hacer mucho. Pero si unimos fuerzas podemos conseguir grandes cosas. Te dejamos aquí toda la información para que te animes a formar parte de nuestro equipo de teamers. ¡Gracias!

 

Compartir
Retweet
Me Gusta!
Please reload

Entradas destacadas

Queremos que los más pequeños entiendan que somos iguales

August 28, 2019

1/7
Please reload

Entradas recientes

August 27, 2019

August 19, 2019