En Gambia los que acaban su educación no tienen dónde trabajar

September 5, 2018

 

 

Mucha gente en verano se va a su pueblo donde se encuentra con su gente, comparte la fiesta y se da un baño de sol bajo la solana manchega. Buena comida y tranquilidad. En Playing nos hemos ido veinte personas al que ahora es nuestro pueblo Basori. Algunos 30 días y otros hasta prácticamente tres meses de verano. Entre burros, gallinas y cabras se nos van los días trabajando, con el reloj en cuenta atrás. El tiempo avanza para bien con un summer camp y un colegio que se construye más lento de lo que a nuestro tiempo interior acelerado le gustaría.

 

Y los niños. Por ellos estamos aquí más directamente. Todos los días se acercan pandillas de amigos a "charlar" con nosotros y enseñarnos palabras básicas en mandinka. Algunos aprendiendo más rápido que yo, eso es cierto.

 

No venimos a cambiarlo todo, no es nuestra función, sino a colaborar activamente en lo que Basori nos proponga en el campo de la educación. Con nuestro trabajo en España, torneo a torneo, punto a punto, y nuestro esfuerzo aquí, podemos hacerlo posible.

 

Nos enfrentamos a un una situación grave, lo sabemos. Es este un país los afortunados que pueden terminar todo su ciclo de formación se enfrentan a un panorama que no ofrece puestos de trabajo. Muchas veces tienen que tomar la decisión de marcharse a Senegal o a Nigeria. Debemos encontrar una solución que realmente solvente los problemas y plantee un futuro posible.

 

Como voluntario de comunicación me siento agradecido porque puedo ver más este país gracias a que estamos viajando a hacer entrevistas. Trabajamos para sacar adelante un documental que enseñe cómo está la educación en Gambia, su política y su proyección dentro y fuera de África. Periodistas, políticos, trabajadores de la calle, militares... Gracias a Mario y a Patri que están horas delante de un ordenador y una libreta tejiendo una red de colaboradores. Y a Isa, que siempre está ahí haciendo posible que todo funcione y salga perfecto.

 

Pero tampoco nos olvidamos de los nuestros. Vamos siempre por detrás, cubriendo los pasos que dan los equipos de educación comprando los primeros cuentos de estos niños. De logística, regateando en el mercado y salvándonos la vida en alguna ocasión. De sanidad, en el consultorio médico. O el de summer camp (Programa de Iniciación Escolar) pasando horas y horas con los futuros profes de la escuela y los niños que formarán la primera promoción de la Basori Playing Nursery School. Suena bien y se vive mejor.

 

Al final todo podría reducirse a vivir de verdad en Basori sin la pretensión de convertirla en la nueva Manhattan. Sino en una comunidad amiga, con la misma gente, que si con nuestra ayuda es posible, más comprometida con su futuro: más dueña de su libertad.

 

Álvaro Moral, voluntario de Playing Spain.

 

 

Esta crónica ha sido escrita por un voluntario de Playing que necesita seguir recibiendo financiación para desarrollar el proyecto educativo en Gambia. ¡Por ello te presentamos Teaming! Se trata de colaborar con Playing Spain donando 1 euro al mes.

Gracias a Teaming, herramienta online que basada en microdonaciones, todo es más fácil. Además, ¡lo recaudado en esta plataforma va íntegro al proyecto educativo de Basori! Teaming entiende que, con 1 euro al mes, una persona no puede hacer mucho. Pero si unimos fuerzas podemos conseguir grandes cosas. Te dejamos aquí toda la información para que te animes a formar parte de nuestro equipo de teamers. ¡Gracias!

Compartir
Retweet
Me Gusta!
Please reload

Entradas destacadas

Queremos que los más pequeños entiendan que somos iguales

August 28, 2019

1/7
Please reload

Entradas recientes

August 27, 2019